Make your own free website on Tripod.com

Home

PUBLICACIONES | Deseo Pertenecer a la Legión | Páginas Recomendadas | LA MENSAJERA | LA LEGION DE ALMAS PEQUEÑAS | PRIMERA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | SEGUNDA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | TERCERA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | CUARTA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | QUINTA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | SEXTA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | SEPTIMA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | OCTAVA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | NOVENA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | DECIMA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | UNDECIMA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | DOCEAVA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | TRECEAVA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | DECIMOCUARTA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | DECIMOQUINTA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | DECIMOSEXTA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | DECIMO SEPTIMA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | DECIMO OCTAVA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | DECIMO NOVENA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA | VIGESIMA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA
Cartas Circulares de Margarita a los Responsables y Almas Pequeñas del mundo
DECIMO SEPTIMA CARTA CIRCULAR DE MARGARITA

A LA LEGION EN EL MUNDO

APRENDIZAJE DEL AMOR MISERICORDIOSO POR LAS PEQUEÑAS ALMAS

Mis queridas Pequeñas Almas:
Hoy, así como les prometí el día de mi fiesta patronal, me gustaría a vosotras que amo tano, hablarles de San José, hecho el gran protector de nuestra querida legión. Me parece necesario rendirle homenaje intentando comprender mejor las virtudes de este gran santo, de las cuales, la más importante es su humildd, su silencio lleno de los dones de Dios. Este silencio no cesa, sin embargo de manifestarse.
Miremos con enternecimiento este buen padre adoptivo del Hijo de Dios. Veámosle estrechar sobre su corazón lo pequeños pobres que somos. Este silencio es amor aleccionador. Esta enseñanza es simple y fácil de comprender. El es el santo del amor que nos habla, y el Amor en él hace maravillas de gracias entre los niños pequeños que le recuerdan el Niño Real confiado a su custodia. Un niño es creado para amar. Un niño pequeño es totalmente hermoso. San José el buen padre, les quiere en la pequeñez que él les enseña.
Queridas Pequeñas Almas, nosotros somos esos niños, educados por un Padre, exigente cierto, pero que desea el bien de cada uno de nosotros. Estamos bastantes concientes de esta maravilla que Jesús nos concede de confiarnos a su padre adptivo. ¡Sí!, San José es el silencio de Dios, que no puede rehusar a nuestro querido protector, ese Dios de Amor y de Bondad.
En el gran silencio de su corazón cariñoso, San José vela por el crecimiento de los pequeños que le son confiados. Confieso humildemente, no haber comprendido antes este don del Señor a su querida Legión y a mí misma.

Gran lección del querido San José: "LA HUMILDAD"
Se debe reconocer que no es siempre fácil ser humilde. La virtud de la humildad es el Amor en acción en las Pequeñas Almas que aceptan esta acción. Como niños, recibamos esta sustancia nutritiva y fortificante que hace crecer el amor en nuestros corazones. Jesús nos ha dicho: "Si no se hacen semejantes a los niños pequeños, no entrarán en el Reino de los Cielos".
Sabemos que la verdadera pequeñez es la grandeza del alma en el Amor Misericordioso y la sumisión a sus exigencias. Ella es la gran lección que nos da este buen padre del silencio, San José. La humildad es la base de la vida cristiana. En el olvido de nosotros mismos experimentamos la fuerza del Amor, formando nuestras almas en el sentido de los otros. Amor es también ayudar. Orar en el actuar, es el amor en acción.
Amar a este gran santo, es ponernos bajo su protección. Es también sobretodo, para él, dejar todo el lugar en nuestro corazon a Jesús y María, su casta esposa. Es la certeza, en una confianza absoluta, de ser escuchados para nuestro mejor provecho y para la gloria de Dios.
San José conoce nuestra debilidad, nuestras miserias, nuestras impotencias, pero las Pequeñas Almas sabemos que la perfección no es de este mundo. Sólo Dios es perfecto. No debemos asombrarnos que nuestro silencioso amigo pueda ayudarnos a subir los escalones que consisten en virtudes adquiridas a veces al precio de pesados sacrificios. Un escalón ganado es un alma salvada en esta dura subida hacia el Cielo.
La tierra es la antesala del Cielo, nuestra verdadera patria. Un día ricos y pobres deberán dejar esta tierra. Para nosotros, Pequeñas Almas, que aspiramos al último encuentro con el Señor, cuando El venga; es sin temor a pesar de nuestras faltas (pues, ¿quién es justo?) que nos echamos en los brazos de la Misericordia infinita.
Todo lo que les digo en este momento en el Espíritu de Amor que no ceso de rezar, es por nuestro buen santo Protector José que lo digo ¡Qué felicidadd siento de comprenderle mejor en lo que él me confía en estas líneas.

Deseo verdaderamente que lo veneren particularmente, pues su rol en la querida Legión tiene una importancia capital. Hagamos sonreír a nuestra Mamá Celeste entregando a su esposo nuestros deseos de conocerle mejor, de amarle mejor. Ella no puede sino ser conmovida, en su Corazón maternal, por este reconocimiento como Protector de nuestra Legión de los Pequeños de nuestro buen San José. Cuán silencioso sea, no cesa de ser un milagro de Amor para muchos de nosotros.
En el libro del Padre André Doze, titulado "JOSE, SOMBRA DEL PADRE", leí este pasaje que me toca particularmente: "En realidad, sin nombrarle, nadie ha hablado mejor de San José que San Juan de la Cruz sobre el cual yo me apoyo personalmente como el guía más seguro, en el mundo tenebroso de la fe que él conocía mejor que nadie. Ahí triunfa el humor de Dios" (pag.41)
Así que ya lo saben, queridas Pequeñas Almas, San Juan de la Cruz fue mi primer maestro es espiritualidad durante mi conversión. Yo lo conocí y lo amé. ¡Gracias a Dios!


Margarita.-



********************000o000**********************